Tokio: excentricidad en cada esquina

Probar la auténtica gastronomía japonesa, admirar los impresionantes complejos arquitectónicos y cruzar por la calle más transitada en el mundo, ¡es sólo un poco de lo que disfrutar en tu próxima visita a Tokio! Conoce una de las zonas más vanguardistas a nivel internacional y enriquécete con la historia, tradiciones y atractivos turísticos que rodean a esta metrópoli.

Sabemos tomaría un exhaustivo tiempo el tratar de curiosear por todos los alrededores de esta capital, debido a que existe una infinidad de lugares por conocer y actividades por realizar, es por eso que en esta edición te traemos un pequeño listado de cosas que no te puedes perder durante tu estadía. ¡No dudes en añadirlas al itinerario!

  • I. Si decides visitar durante el mes de abril, ¡prepárate para admirar uno de los espectáculos naturales más bellos de la ciudad! Ya que durante la primavera se puede observar el florecimiento de más de 800 especies de flores de cerezo, durante una época conocida como ‘‘Sakura’’. Los mejores lugares para disfrutar de este acontecimiento es el Jardín Nacional Shinjuku Gyoen y el Showa Kinen Park.
  • II. Ubicado en el corazón de Tokio se encuentra el barrio de Shinjuku, una de las calles más trendy de la ciudad. Aquí te verás rodeado de extravagantes tiendas y luminosos letreros de neón, siendo el lugar ideal si buscas un poco de diversión nocturna. ¡Anímate a visitar uno de sus famosos karaokes!
  • III. Uno de los atractivos más antiguos e importantes en la región es el templo budista Senso-Ji, situado en el barrio de Asakusa. Si bien, es un espacio bastante concurrido, vale la pena realizar una visita. Te recomendamos acudir casi cuando cae la noche, pues el templo realza sus encantos y así evitarás también el gran número de turistas.
  • IV. Admira los bellos paisajes de la ciudad desde el Tokyo Skytree, la torre más alta en Japón ¡y del mundo! Sube a 345 metros del suelo para observar la magnitud de esta urbe y aprovecha tu visita para degustar alguna delicia japonesa en el restaurante panorámico que se encuentra dentro de las instalaciones.

Tal como Bob Harris hizo en Lost in Translation, ¡déjate llevar por las excentricidades de esta capital!