Los do’s and don’ts del sauna

Dicen por ahí que hacer uso recurrente del sauna es un remedio perfecto para la relajación y alivio del estrés, ¿pero sabías que hay más acerca de ello?

Desde su uso como método de alivio muscular, hasta su aplicación a nivel estético, esta práctica muestra un amplio número de beneficios hacia tu salud. Es por eso que te enumeramos una lista de las propiedades que te ofrece, así como Tips de que hacer y que no hacer durante el tratamiento.

Beneficios

1.-Ayuda en la limpieza de la piel: ya que gracias a la sudoración que desprendes, tus poros se dilatan y de esta forma se eliminan las células muertas de tu cuerpo, además que se desechan bacterias y mejora tu circulación, lo cual resulta en una piel suave y radiante.

2.- Elimina toxinas: esto debido al gran calor que se genera en tu cuerpo al momento de entrar al vapor, el flujo sanguíneo aumenta, ayudando así a eliminar las toxinas que están presentes en nuestro cuerpo tales como plomo, mercurio, níquel y zinc, además también de desechar restos de alcohol, nicotina y sodio.

3.- Alivia dolores musculares: tomar una sesión después de un largo día de trabajo puede ayudar a liberar tensiones, relajar músculos e incluso reducir dolores corporales, pues produce un efecto calmante que conduce a una mejora en tu salud.

Entre algunos otros beneficios que ofrece, el sauna ayuda a reducir y prevenir la celulitis, sirve como un desestresante natural al liberar endorfinas en nuestro cuerpo, al mismo tiempo que combate síntomas de ansiedad o depresión, e incluso hará que tu sesión de sueño sea de lo más placentera.

Do’s and don’ts

Don’t: utilizar el sauna por más de 15 minutos puede ser perjudicial para tu salud, pues recuerda que no solo son toxinas las que se eliminan, si no también, agua y minerales.

Do: al salir de tu sesión de relajación recuerda hidratarte, pues necesitas recuperar un poco del agua que se ha perdido en este lapso de tiempo; tomar un vaso con agua en tragos pequeños te ayudará a reponerte.

Don’t: mantén tu rutina de uso a tres veces por semana ¡y no más! además no es recomendable realizar actividades que requieran de mucha energía, una vez que salgas.

Do: antes y después de entrar al sauna toma una ducha, pero no lo hagas con agua caliente, pues es preferente que se realice con agua templada.

Estas son solo unas pocas de la amplia lista de utilidades que te ofrece un sauna; ahora es tiempo de sacarle provecho a las lujosas amenidades que te ofrece tu condominio en Cosmopolitan Residences.